Centros de mesa para boda

WG Dental

 

El día de tu boda se acerca rápidamente.  Has encontrado el vestido perfecto, ordenado las flores, y el salón está reservado. Con todas las “cosas grandes” ya listas es momento de enfocarse en los pequeños, pero no menos importantes detalles. Tales como los centros de mesa, que escoger entre las múltiples opciones que se nos presentan.
Una opción rápida, sencilla y elegante son los centros de mesa con velas flotantes.   Son fáciles de crear y hay muchas opciones de personalización para que sean el complemento perfecto en tu mesa para el día de la boda.
Ya sea que estés planeando una celebración casual o una celebración muy elaborada necesitarás que el diseño del centro de mesa vaya de acuerdo a tu estilo.   El primer paso en el diseño de tu centro de mesa es mirar el “todo”,  ¿cuáles son los colores que estas usando?, ¿estás manejando algún tema?
Por ejemplo, si estás pensando en una boda de playa, seguramente querrás incorporar un detalle del trópico en tu mesa.  Todo esto depende del ambiente que quieras proyectar.  También tendrás que tomar en cuenta detalles del salón que usarás.  ¿Cuántas mesas tiene?   ¿De qué tamaño son las mesas?   ¿Mesas cuadradas o redondas?   ¿El color de los manteles que usaran? ¿Está permitido el uso de velas?, hay alguna restricción?
Una de las maneras más fáciles de completar un proyecto sin ningún tipo de contratiempos es conseguir toda la información sobre los pequeños detalles, una vez que tengas esta información es más fácil seguir adelante y ahora sí, vamos al centro de mesa.
 

 

   

 

1.- Lo primero que se requiere es la base de los centros de mesa. Pequeños espejos  harán un maravilloso trabajo como bases, ya que reflejan la luz, multiplican el efecto casual y no son caros.   Puedes añadir  pétalos de flores a la base, no pongas demasiados o perderás el efecto.
Otro material que funciona bien como base puede ser tela, un recuadro de tela, seda o gaza, tú decides. Puedes poner debajo de la tela una caja o madera que separe el arreglo de la mesa para darle más dimensión. Inclusive pueden ir directo sobre el mantel.
 
  
2. Después de escoger la base, es necesario determinar qué tipo de recipiente vas a usar, tazón, florero, vasos, fuentes, siempre cuidando que encajen entre sí, fundiéndose en una sola pieza. No debe verse como un tazón encimado sobre una base, con el fin de obtener el efecto completo de las velas flotantes, lo mejor es utilizar un recipiente de vidrio u otro material transparente. Asegúrate de que cualquier material que escojas no sea flamable.
Puedes agregar un toque de color o mediante el uso de mármoles de colores en la parte inferior, canicas de cristal, piedras, gemas o añadiendo un toque de colorante al agua. De nuevo si se añade cualquier accesorio recuerda comprobar que sea seguro.
  

 

3. Ahora es el momento escoger las velas,  ten en cuenta las medidas del contenedor donde estarán flotando.  No pongas demasiadas, recuerda que deben de moverse para crear destellos de luz.   Revisa bien todos los detalles de las velas antes de comprarlas.  Asegúrate de considerar el tiempo de duración. No querrás que tus velas no duren lo suficiente y se apaguen sin haber terminado aun la cena.   Si decides  que quieres una vela aromática asegúrate que olor no sea demasiado intenso  la mejor manera de comprobar todos los posibles detalles es comprar un paquete, llevarlo a casa y prenderlas.   Enciende la vela y deja que se queme; de esta manera podrás comprobar el tiempo de duración, así como comprobar que si tiene aroma, sea ligero y que acompañe la comida.
Recomendación: velas sin aroma. 
 
4. Una vez que tengas la base, el contenedor y las velas, puedes volver y añadir unos últimos toques de personalización. Las posibilidades son muchas, listones alrededor del bowl del mismo color que los vestidos de las madrinas, pegar algunas flores secas a la parte de afuera del contenedor, gemas rodeándolos, pequeñas velas votivas a su alrededor.   Algunas varas de bambú.    En fin, las opciones son muchas, pero lo más importante es que al dar un paso atrás y observar el arreglo, éste te represente, te identifique, sea parte del todo en la celebración.   ¿Tiene el efecto adecuado? Eso solo tu podrás determinarlo.

 

  
Dependiendo de que “extras” utilices,  los centros de mesa para boda con velas flotantes pueden ir desde lo casual a lo más formal. La mejor parte es que se puede hacer por un costo relativamente bajo.

Ahora puedes borrar ese pendiente de tu lista y continuar con lo que sigue.
Fuente: Alluza

Comments