Confesiones de una novia

Suscribete

Hoy iniciamos con esta sección para que todas las novias que lo  deseen compartan sus experiencias con todas nuestras amigas.

Para comentarles un poco, la idea surgió ya que hay muchas chicas que nos escriben al inicio de su camino contándonos sus  planes y sueños para que las orientemos, otras nos cuentan su experiencia ya pasada su boda y me parece que es muy enriquecedor que podamos unirnos todas para que nos retroalimentemos. No creo que baste con compartir fotos de bodas, lo más importante son los testimonios, los consejos, tips y hasta anécdotas  que podemos compartirnos entre todas.

Esta confesión que fue la que nos inspiró a iniciar con esta sección,  me movió profundamente, ya que a pesar de que ella cuenta con alegría su boda,  deja ver una nostalgia porque no todo fue como lo había soñado, eso es lo que queremos evitarles, para eso estamos todas conectadas en la misma frecuencia.

No duden en enviarnos sus experiencias, no es necesario publicar el nombre si no lo desean, lo importante es lo que se puede aprender de cada una.

Esperamos  que les guste la idea y que les sea de utilidad.

 

 

Ella nos dice:

“Mi boda fue muy linda, iniciamos los planes a tiempo, yo reservé la Iglesia, el hotel.

Toda esa etapa junto a nuestra organizadora fue bonita, ella nos ayudó en lo que pudo, aunque fue una lástima que no me fijé antes en la cantidad  y calidad de proveedores con los que ella contaba, ya que era un paquete, pero ella siempre estuvo atenta.

Ya ahora pasado todo veo que si bien es cierto todo salió bien, creo que si pudiera volver el tiempo cambiaría algunas, bastantes, cosas.

Primero invitamos a mucha gente por compromiso, la verdad, creo que ni ellos ni nosotros nos conocíamos bien y eso es medio incómodo.

Seguimos el “protocolo” porque así es como debe ser, pero, notamos que nuestros amigos no estaban cómodos, casi no pudimos compartir con ellos, todo fue como “acartonado” no se sentía fluido como lo habíamos soñado, se empezaron a ir temprano pues no había un ambiente que se prestara para más.

Gastamos bastante dinero en adornos y cosas que la gente ni siquiera notó, nadie comentó nada a cerca de esas cosas que pensamos sería la sensación.

Viendo objetivamente mi boda fue linda porque era mía, pero no puedo decir que fuera diferente a otras.

Le aconsejaría a otras novias que diseñen su propia boda, no se metan tanto en lo que se usa, ya que a veces no disfrutas tu sueño por encajarlo en algo que no es lo que querías.

Consulten bastante con otras personas, pregunten por los proveedores antes de firmar un contrato y eviten invitar a mucha gente que no es cercana.

Mi experiencia no fue mala, pero me hubiera encantado que las cosas se ajustaran más a lo que mi esposo y yo queríamos”.

 

Amigas,  cuando leo esto me duele el corazón porque si bien es cierto nunca las cosas salen PERFECTAS, después de tanto gasto y planes es una lástima que no quedara FELIZ.

A veces las novias se reservan estas cosas por pena, pero creo que es de una valiente contarnos su historia para que no les pase a otras.

Las invito a compartir sus historias y a “agarrar volados” para que no les pase. Pero también historias positivas y recomendaciones.

Pueden enviarnos sus experiencias por inbox, al correo o al formulario de contacto, si desean que publiquemos su nombre o no.

 

Se les quiere!