La mejor boda es la tuya!

WG Dental

Hola amigos!! hoy decidí escribirles sobre este tema porque hace un tiempo ya, vengo notando que muchas parejas que nos escriben no saben con certeza qué hacer para su boda; en algunos casos tienen mucho dinero presupuestado y en otras, no tienen mucho.

Me encanta contar con la confianza de todos ustedes y a la vez, es una gran responsabilidad aconsejar o sugerir qué hacer en un día tan importante como éste.

Si bien es cierto soñamos con ese gran día desde que somos niños, la realidad es que no siempre tenemos un presupuesto  grande para poder contratar todos los servicios que sonábamos de pequeños o que poco a poco se han ido introduciendo en esta época. Esto puede darse por muchas circunstancias, desde una decisión de pareja en la que de común acuerdo prefieren no gastar en una recepción costosa porque prefieren irse de viaje o porque quieren comprar casa y no ven necesario desembolsar  gran cantidad de dinero en una fiesta, o simple y sencillamente el presupuesto no da para tanto.

En ocasiones he escuchado que para casarse se necesita de tanto dinero en específico, de lo cual tengo mis reservas, pienso que si uno quiere casarse se va a casar, ahora si te pretenden encajonar en una tendencia que tiene un costo de” X” cantidad de dinero pues es lógico que ese es el precio que  vas a tener que pagar. Si por el contrario,  deciden qué tipo de recepción quieren de acuerdo a lo que han planeado y presupuestado,  pues ese costo será el que va a tener tu boda, no hay recetas.

Esto lo digo porque si bien es cierto las bodas y eventos son momentos muy lindos en los que se celebran hechos trascendentales en nuestra vida, no deja de ser un negocio, así que cada quien inventará que para casarse hay que hacer esto o aquello y que tienes que ofrecer tales y cuales productos o accesorios a tus invitados.

Para mi, nada de esto es cierto. Cada pareja debe ser realista y someterse a un examen de conciencia con lápiz en mano y poner los pies en el suelo y decir:

¿Qué queremos para celebrar nuestra boda?

¿Cuánto presupuesto tenemos?

¿Cuántos invitados?

¿Dónde lo hacemos?

Y a partir de ahí, diseñar su boda con la debida asesoría. Si tienen bastante presupuesto pueden hacer miles de cosas, contratar cualquier cantidad de servicios, música, entretenimiento etc, etc. Si no lo tienen, no hay por qué sentirse mal, ni correr a endeudarse para cumplir con los requerimientos de lo que está en tendencia, económico no es sinónimo de feo, hay bodas super costosas que realmente lo que denotan es mal gusto y desperdicio.

Para mi las tendencias de las que muchas veces les comparto para estar actualizados son indicaciones de lo que está vigente, ideas de lo que se puede hacer, pero no es santa palabra, cada pareja debe poner su sello personal a cada evento, porque qué pasa si no lo hacen, se convierte en una fiesta más, clonada de otras, de la cual no recordarás nada en particular porque no lo hubo!! así hayan gastado millones.

Por todo esto es que yo les diría que si tienen mucho dinero destinado para la boda y lo quieren gastar, háganlo de la manera más inteligente, asesórense, coticen, personalicen el evento. Si no tienen mucho, de igual forma usen su dinerito inteligentemente, asesórense, coticen, personalicen! como ven la diferencia no la marca el dinero, lo hacen los detalles, el uso con razonamiento de los recursos. No se trata de contratar a los más caros, se trata de buscar a los mejores proveedores en cada área, no se trata tampoco de apegarse a  una receta ajena,  ni a fotos de tableros lo que hará que tu boda sea espectacular.

He asistido a muchas bodas, de alto presupuesto y de muy limitado, ¿saben algo?  cada una tiene su magia, porque lo importante no es lo pomposo, ni que hayan juegos de pólvora o tamales, lo importante es y será, el amor que se refleja es sus ojitos, las bases que lleva ese matrimonio para afrontar todas las experiencias que vienen, el frente común que formen a lo largo del camino, la fortaleza para vencer las tentaciones y la confianza de uno en el otro para nunca fallarse o al menos hacerlo lo menos posible, porque el camino es largo, con cuestas y bajadas, pero esa es la persona que estás eligiendo para caminar.

Así que fiesta costosa o económica, no determina nada.

Espero que les sea de utilidad estas palabras y que Dios los bendiga.

Se les quiere!!!

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Comments